Blog

7. nov., 2016

¿Cuántas veces no has escuchado a alguien comentar que quiere adelgazar y por ello sólo consume productos light? ¡Seguramente lo has escucho un montón! Y esto es debido  que se cree que aquellos productos cuya cubierta tenga la referencia de light es la más adecuada para estos fines y lo cierto es que puede que en realidad estemos cayendo en las Mentiras sobre los productos ligth.

Light y dietético, nunca serán la misma cosa

Una de las grandes farsas sobre estos productos es quizá, aquella que resulta de la confusión de términos pues muchas personas que deciden iniciar un régimen dietario para poder así conseguir alcanzar su peso ideal, recurren a productos de etiqueta “light” considerándolos más sanos, cuando la realidad es que los productos light simplemente presentan un disminución de ingredientes activos concentrados en el producto referencial.

Mucho light sigue siendo más sano que el producto con su concentración original

Otro mito o parte de las mentiras es aquella asociada con la cantidad del producto que consumimos. Los productos para poder ser considerados como “light” deben concentrar alrededor de menos de un 30% del ingrediente activo del producto original de referencia, es por esto que se le llama “ligero”. Debido a esto muchas personas consideran que pueden consumir mayor cantidad del producto en cuestión por ser “light” pero realmente pueden llegar a consumir mucho más de lo que estarían aportando a sus cuerpos con la concentración del producto original.

Cuerpo perfecto con poco esfuerzo o ,entiras sobre los productos ligth

Si bien es cierto que es común ver en los anaqueles de los supermercados con sus estanterías abarrotadas con estos productos y con publicidad algo engañosa sobre pérdida de peso. Un producto con baja concentración de ingredientes activos no hará que de la noche a la mañana tengas el cuerpo que sólo se puede conseguir a través de un régimen dietario estricto y saludable y de una rutina de ejercicios adaptada a nuestra vida.

Entonces, ¿Light o dietético?

Los productos light no son los más saludables, eso es solo parte de las Mentiras sobre los productos ligth. En realidad son los productos dietéticos los que en cierta forma podría impactar de manera positiva en nuestro cuerpo pues estos son productos elaborados para suplir requerimientos específicos de los organismos, como aquellos elaborados sin gluten o sin azúcar.

 

21. oct., 2016

Las uñas son un reflejo de nuestra salud. Ellas pueden decir mucho de una persona; si fuma, si se alimenta bien, si está bien  hidratada, la dedicación e importancia que le da a la higiene personal.

Las uñas tienen  una función biológica; proteger al cuerpo humado de agentes externos dañinos para la salud. Pero además de eso, las uñas también pueden ser nuestros mejores accesorios. ¡Claro! Un accesorio que complementa cualquier atuendo, dándole un toque de color, y lo mejor de todo es que es un accesorio que nunca te abandona.

 

Expresa tu creatividad y espíritu artístico.

Las uñas son pequeños lienzos en los que podemos expresar libremente nuestras ideas más creativas. Existen mucho estilos para las uñas. Varían en la forma de la uña, es el largo, en si nos gustan adornos o solo pintura. Eso dependerá de cada persona y de su gusto individual.

Para las más minimalistas y modestas, el unicolor es un clásico. Nunca pasa de moda, y es un detalle muy coqueto.

 Muchas de nosotras nos animamos a pintarnos lunares, rayas, nos hacemos las uñas francesas o combinamos barios colores. Esto es una estupenda forma de mostrar tu personalidad.

 Juega con los colores, y combínalas con tu atuendo. No importa realmente que te vistas del mismo color de tus uñas. La idea es hacer contraste de colores entre tus uñas y lo que vistes. Eso causará un impacto focal. 

A algunas chicas les gustan los adornos en piedras. Esto es un estilo muy moderno y atrevido. Las más extrovertidas optan por esto. Hay que saberlas usar, no caigas en exageraciones, pues se verían de mal gusto. Siempre algo modesto es suficiente.

Aunque esta sea una forma magnífica de creatividad y que sea divertida, muchas personas nacen con un don. Tienen tanto pulso y delicadeza en las manos que son capaces de plasmar trabajos súper elaborados. Su talento hace que decorar las uñas pase a estar en otro nivel. Muchas incluso se podrían llamar obras de arte.

 

18. oct., 2016

Ir a la universidad significa levantarse temprano, tomar un baño rápido y salir corriendo a tomar el transporte público. Cuando al fin llegamos a clases, nos damos cuenta de que no nos pusimos ni una sola gota de maquillaje. Esto pasa por la falta de tiempo, ya que creemos que para maquillarnos es necesario disponer de una hora exclusiva para colocárnoslo. Pero no, no es así. Con una rutina de apenas 5 minutos es más que suficiente para estar reluciente todo el día. No te tomará mucho tiempo. Así que ¡Anímate a intentarla!

 

Primer paso: Limpia e hidrata.

Para poder maquillarnos adecuadamente, es imprescindible tener nuestro rostro correctamente lavado e hidratado. Y hago énfasis en hidratarlo puesto a que la mayoría asume que hidratar el rostro consiste solo en mojarlo, lo cual no podría estas más equivocado. Sin embargo, esto no se traduce en que tomará más tiempo.

1

Para lavar la cara, utiliza agua tibia, ya que es menos abrasiva que la fría o la caliente. Aplica un limpiador facial, recomendablemente en espuma. Los habones en barra o líquidos también son buenos, pero lo ideal es que sea en espuma. Enjuaga tu piel y sécala con una toalla desechable. Estas son mejores que las toallas reusables puesto a que no permite el desarrollo de bacterias. Por último pero no menos importante, utiliza una buena cantidad de crema hidratante en el rostro.

Segundo paso: Protege y empareja.

Ahora tienes el rostro listo para colocarte el protector solar. Nunca olvides usar protector solar. Muchas bases cosméticas tienen cierto factor de protección, procura conseguir el más alto. Si no tienes base con protector, no hay problema, aplica el protector, deja secar 2 minutos y luego aplica encima la base regular. Una buena idea es tapar las ojeras con corrector.

2

 

Tercer paso: Toques finales.

Ya estás casi lista, solo hace falta echarte un poco de polvo compacto para reducir el brillo de tu rostro. Un poco de rubor y labial es suficiente. Si te sobran unos minutos, puedes colocarte mascara en las pestañas.

Y listo. Cinco minutos en la mañana, que no harán gran diferencia en tu horario, pero si en tu apariencia.

2

18. oct., 2016

Los mommy jeans, o jeans de corte alto, fueron ampliamente usados en los años 90s y 80s principalmente por las mamás de la época, de ahí proviene su nombre. Originalmente era un estilo casual, usado para ir al supermercado, o tareas domésticas. Pero este año han vuelto con un gran impacto en la moda. Estos pantalones de cintura alta, un poco holgados y corte por arriba de los talones ya no se consideran anticuados. Al contrario, son un elemento que no debería faltar en ningún guardarropas actual.

Cada día son más las celebridades que lucen estos pantalones retro. Sarah Jessica Parker, Selena Gómez y Alessandra Ambrosio son solo algunas de los muchos íconos populares que lucen estos pantalones. A continuación te traemos unas ideas para que te animes a probarlos tú también.

Casual.

Los mommy jeans son ideales para completar un estilo casual pero glamuroso. El corte alto favorece a casi cualquier tipo de cuerpo, ya que acentúa la cintura. Como son un poco cortos, quedan ideales con un par de calcetines coquetos. Son perfectos para salir con tus amigas, ir al centro comercial, salir a almorzar con tu hermana, llevar a tu hijo a la escuela e incluso para hacer las compras.

Expresa tu creatividad y úsalos en combinación con franelas ajustadas, crop tops, blusas de encaje o cualquier prenda que te encante. Quedan divinos tanto con zapatillas como con tacones altos. Estos pantalones son extremadamente combinables.

Si tu estilo es simple, minimalista y moderado, combínalos con una franela unicolor. Tendrás un look casual y fresco. Ideal para ir a la universidad o para pasear.

 

Para darle un toque extra a tu atuendo, utiliza una chaqueta holgada. Juega con el contraste de colores y texturas. Un detallito que puedes usar a tu favor para acentuar tu figura es usar un cinturón.

Usar una blusa fina queda de maravilla con este tipo de pantalón. El contraste entre una blusa semi-formal y un par de jeans es perfecto para ir a una reunión, a una cita o a un almuerzo. Visita la web